Ingenieria

Cómo darle un buen uso al calentador de agua

Calentador de agua

Un calentador es sinónimo de comodidad y calidad de vida. Hoy en día, casi todos los hogares cuentan con este electrodoméstico. Sea de acumulación o de paso, de gas o eléctrico; es importante que desde la instalación hasta en su uso en el día a día, sigas ciertas recomendaciones para que no se presenten inconvenientes.

Desde Haceb te damos algunas pautas según el tipo de calentador, para que tengas en cuenta a la hora de adquirir uno para tu hogar:

Calentadores de acumulación:

Poseen un tanque donde acumulan el agua y la calientan hasta alcanzar la temperatura seleccionada. Para la elección del tamaño se debe considerar la cantidad de agua caliente que se requiera en determinado momento, la temperatura de entrada del agua y el espacio.

  • La instalación adecuada de tu calentador te ayudará a ahorrar agua, energía y dinero. Asegúrate de hacerla con expertos de  Servicio Haceb.
  • Llena tu calentador de agua antes de conectarlo.
  • La llave del agua fría que surte al calentador debe quedar abierta permanentemente porque cerrada, aumentará la presión del calentador y éste puede agrietarse.
  • En caso de una falla del electrodoméstico, corte el suministro de gas o de energía y llame al Servicio técnico Haceb o a su proveedor.
  • Se recomienda hacer un mantenimiento preventivo anual para prolongar la duración del tanque, llamando a Servicio Haceb.
  • Por lo menos cada dos meses se debe realizar un vaciado completo del agua y volver a llenar para evitar acumulación de residuos en el tanque.
  • Gradúa tu calentador a una temperatura de 35° centígrados o dependiendo de tus necesidades.
  • Apaga la manecilla que enciende el piloto del calentador cuando no esté en uso.
  • Repara prontamente los grifos que tengan fuga, un grifo con fuga desperdicia galones de agua en poco tiempo.

Calentadores de paso:

Son pequeños y prácticos, varían según su capacidad y necesidades. Estos electrodomésticos se mantienen apagados y un sensor de flujo se activa cuando detectan circulación de agua e inician su procedimiento de calentamiento.

Estas recomendaciones te permitirán sacarle el máximo provecho a tu calentador:

  • No dejes el calentador en funcionamiento al salir de tu casa o mientras duermes.
  • Nunca pongas materiales inflamables cerca del calentador, ni toallas o limpiones en su parte superior.
  • El calentador de agua debe revisarse y limpiarse periódicamente después de aproximadamente un año de uso. Hazlo llamando al Servicio técnico de Haceb.
  • Para limpiar el frente del calentador utiliza un paño o esponja húmeda con detergente suave. No uses detergentes abrasivos, ni esponjas metálicas.
  • Remplaza las baterías del encendedor cuando escuches un sonido pulsante de chispa o si después de encenderlo se apaga de inmediato.
  • Gradúa el calentador a una temperatura de 35°Centígrados o dependiendo de tus necesidades

Precauciones de seguridad:

  • Debes tener cuidado al acercarse al calentador o al visor, mantén a tus hijos lejos de éste.
  • Cerciórate de que la llama del aparato tenga un color azul uniforme, sin rastros amarillentos ni chispas.
  • Recuerda que sólo una empresa autorizada puede hacer o modificar una instalación de gas. Como el Servicio Haceb.
  • Un instalador autorizado debe revisar toda la instalación y aparatos de gas de modo periódico.
  • En ausencias prolongadas o en periodos de vacaciones, es recomendable cerrar la llave de paso del gas de la vivienda para prevenir alguna situación de riesgo o accidente.

Y tú ¿qué otros cuidados tienes con el calentador de agua? Cuéntanos.

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de